Una playa ficticia en homenaje a los refugiados

Madrid se convierte en el Mediterráneo

El pasado día 2 de septiembre hizo dos años que el pequeño Aylan apareció en las costas turcas. Enseguida, se convirtió en el icono de la masacre que se produce en aguas mediterráneas y que se cobra la vida de cientos de personas cada día.

La ONG Save The Children recreó una playa en Colón. Así, rindió homenaje a los más de 500 niños que han muerto en el Mediterráneo.

Con este acto, la organización ha querido recordar a la UE que los estados europeos siguen sin establecer vías seguras y legales para aquellos que huyen de la violencia y el conflicto. Y de esta manera, la cifra de muertos y desaparecidos en el mar no va a cesar.

En Hebe Comunicación Social nos hemos sumado a la campaña Venid ya para reclamar ante las instituciones públicas la acogida de personas refugiadas en condiciones seguras.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail