¿Cual es la mejor red social para mi ONG?

Nuevas tecnologías

Cuando decidimos que vamos tener presencia en las redes sociales, la inercia es abrir un perfil en cada una de las que conocemos.

Debemos ir con cuidado porque esto, en vez de ayudar a la imagen de la ONG puede ser contraproducente.

Para valorar la presencia en una u otra red social, deberemos tener en cuenta una serie de aspectos.

  • La coherencia y posibilidades de cumplimiento con los objetivos marcados para nuestras Redes Sociales en nuestra estrategia de comunicación.
  • No sólo identificar nuestro público objetivo, sino también saber dónde están virtualmente y para qué usan cada Red Social.
  • El tipo de contenido que publicaremos o los niveles de interacción que buscamos. No es lo mismo publicar sólo información como difusión de eventos que buscar un mayor grado de interacción a través de grupos de debate o establecer redes de cooperación y coordinación.
  • Tener en cuenta la realidad y cultura de la entidad: coherencia ideológica, políticas de privacidad, facilidad de uso, acceso universal…
  • El perfil de la persona responsable de la comunicación: habilidades y conocimientos, tiempo de dedicación…

El riesgo de estar en plataformas generalistas, aunque a priori te da mucha visibilidad, si es cierto que los mensajes no llegan con la misma intensidad y se diluyen antes en el timeline.

Sin dejar de lado Facebook, Twitter, Linkedin… sí debemos tener controladas aquellas que se adecuen al mensaje que queremos transmitir. Por ejemplo, si buscamos voluntariado podremos usar HelpUp o Haces Falta. Si buscamos iniciar un campaña sobre activismo, quizá deberíamos publicar en Change y así sucesivamente.

No existe una plataforma mejor que otra. Se trata de elegir las herramientas que mejor satisfagan nuestras necesidades concretas identificadas previamente, de ahí la importancia de empezar por una tarea estratégica trabajando en un buen Plan de Comunicación.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail